1. Calentador solar plano

También son conocidos como colectores solares planos, mucha gente los puede confundir con los paneles solares fotovoltaicos por su parecido.

Los calentadores solares planos se dividen en dos tipos, con cubierta y sin cubierta. Los calentadores con cubierta están compuestos básicamente por una cubierta de vidrio y una placa captadora totalmente aislada térmicamente en el interior. Los calentadores sin cubierta son más comunes para calentar el agua caliente de las piscinas, normalmente son de plástico y están expuestos directamente al sol.

Con este tipo de calentadores puedes alcanzar temperaturas entre 30° y 70°C, aunque dependiendo del diseño puedes alcanzar hasta los 100°C.

2. Calentadores solares de tubos de vacío

Actualmente son los más utilizados para el calentamiento de agua en los hogares. Como puedes ver en la foto, el calentador está formado de varios tubos, cada tubo de cristal en el interior es de cobre, por donde pasa el agua.

A diferencia de los planos son un poco más eficientes ya que gracias a la forma de los tubos absorben el calor del sol desde muchas direcciones.

Una de las mayores ventajas es que gracias a su diseño se reduce al máximo la dispersión de calor hacia el exterior. Sin embargo, su mayor desventaja es que los tubos son frágiles y duran menos que los calentadores solares de colector plano.

Dependiendo del tamaño y el diseño, con este tipo de calentadores puedes alcanzar temperaturas entre los 50° y los 190°C.

3. Calentadores solares de concentración

Este tipo de calentadores son totalmente diferentes a los dos anteriores. De hecho se utilizan más en las industrias, los calentadores son cóncavos y el objetivo es proyectar la concentración de la energía solar hacia un punto determinado. Son muy eficientes pero sólo con luz solar directa. Generalmente tienen incorporados seguidores solares para una mayor eficiencia.

Son muy utilizados para generadores solares a gran escala u hornos que requieren altísimas temperaturas de hasta 4000ºC.

4. Colectores de Polipropileno

Los colectores de propileno son otra opción a los captadores solares planos y a los de tubo de vacío. Se trata de una versión más económica muy usada para el calentamiento del agua de piscinas.

Los colectores de propileno son colectores de plástico por los que fluye la misma agua de la piscina. La exposición de éstos al sol y del paso del agua por su interior, provocará el calentamiento del agua, que volverá inmediatamente a la piscina climatizándola.


Sin cubierta transparente (no se produce efecto invernadero.)
Especialmente recomendados para calentamiento de piscinas.
Temperatura de trabajo entre 25º-35ºC
Soportan el paso de agua agresiva (no es necesario usar intercambiador)